Ir al contenido
Blogs de Industria de Microsoft

Cuando las compañías aseguradoras se pasan al cloud para soportar sus cargas de trabajo, deben fijarse no solo en el coste, sino también en las funciones de cumplimiento que reflejen el entorno normativo.

reunión de negociosEl sector de los seguros se basa en la gestión de los riesgos a través de la interpretación de datos, y exige avances constantes en la potencia de cálculo para cumplir los requisitos normativos y de informes. Ahora que las aseguradoras han empezado a adoptar el cloud, nuestros clientes nos plantean preguntas específicas, como por ejemplo:

  • ¿Cómo protegerá mis datos?
  • ¿Cómo utilizará mis datos?
  • ¿Cómo me ayudará con mis necesidades de cumplimiento?
  • ¿Dónde están mis datos, y quién puede acceder a ellos?
  • ¿Cómo procederá ante peticiones de datos de clientes por parte de la administración?

Todo ello en realidad se reduce a una única cuestión: “¿Por qué debería confiar en usted?”.

Tomar la decisión adecuada implica responder a todas estas preguntas, revisar los datos, analizar sus necesidades y encontrar al partner tecnológico adecuado para lograr el éxito.

Los reguladores financieros quieren el derecho a inspeccionar, y quieren que las empresas tengan un mayor control sobre su entorno operativo en el cloud. En muchos países, los organismos reguladores necesitan participar en estas discusiones. Aunque no sea así, es mejor ser proactivos y obtener un “ninguna objeción” del regulador que tenerlos revisando y “desaprobando” su solución.

Los proveedores de servicios de cloud necesitan tener una sólida base de seguridad con prácticas apropiadas a punto para respaldar sus servicios, y usted necesita las herramientas para autenticar, acceder, administrar, cifrar, supervisar y crear sus soluciones seguras. Una vez que se tiene todo esto, resulta fácil incorporar a terceros en su entorno virtual de una forma segura y sin problemas.

Los proveedores de servicios de cloud también deben adherirse a principios clave en el marco del estándar de privacidad ISO 27018, incluyendo la transparencia en el tratamiento y la ubicación de los datos, la comunicación con clientes y reguladores en caso de incumplimiento, y dar el control a los clientes sobre cómo se utilizan sus datos.

Con la implantación de un entorno seguro, podemos habilitar a los proveedores de soluciones para crear unas soluciones probadas y a un menor coste que puedan ejecutarse perfectamente en (o con) el cloud para aportar más valor para su negocio, sus usuarios y su balance final. La estructura de soporte y la confianza que se necesitan para lo anterior únicamente pueden obtenerse construyendo juntos estas soluciones de tamaño industrial, utilizando las mismas herramientas y tecnologías desde la concepción hasta la entrega y más allá.

Para obtener más información, descargue Visión de Microsoft sobre el modelado de riesgos en el sector de los seguros