Ir al contenido
Blogs de Industria de Microsoft

Conozca cómo Microsoft cambió su postura hacia la seguridad para mantener protegido a un personal cada vez más móvil.

Cybersecurity-and-protection-in-the-mobile-workforce

El lugar de trabajo moderno de hoy está cambiando y Microsoft no es la excepción. Nuestros empleados colaboran en todo el mundo desde prácticamente cualquier lugar, nuestras personas tienen vidas variadas y adoptan plenamente esta filosofía de trabajo estén donde estén. Consecuentemente, la organización de TI de Microsoft tuvo que realizar un cambio fundamental en la forma de enfrentar la seguridad para mantenerse al día con las demandas de este nuevo lugar de trabajo digital. Nuestros equipos de TI ahora tienen que equilibrar la necesidad de una seguridad presente en toda la empresa, con el deseo de instruir a nuestros empleados para que puedan hacer su trabajo donde sea que se encuentren.

En este mundo siempre activo, el término “control” adopta un significado diferente. En los últimos años, el mero volumen de información, combinado con los variados y fluidos métodos para acceder a este, llevó a los expertos en TI a reexaminar los métodos clásicos de protección de la empresa. Los modelos de seguridad tradicionales, con una administración y controles de seguridad centralizados, fueron puestos en tela de juicio debido a la adopción de dispositivos y servicios de consumo y nuevas formas de colaboración entre los empleados, clientes y socios.

En medio de un panorama difícil y cambiante, la protección de los usuarios y datos sigue siendo una prioridad en Microsoft. ¿Cómo nos ocupamos de esto, y cómo pretendemos seguir protegiéndonos en el futuro?

El paso inicial y más importante: una higiene básica. Mantenemos actualizadas las versiones de software de los sistemas operativos y aplicaciones y conservamos al día las firmas antivirus. Según el último Informe sobre inteligencia de seguridad, los sistemas que emplean software expirado tienen cuatro veces más probabilidad de infectarse que los sistemas que tienen todo el software al día. Esto es un primer paso crítico —y frecuentemente olvidado— que toda empresa necesita para mantener la seguridad de sus personas y datos.

El segundo paso es administrar los datos y no solo los dispositivos en el lugar de trabajo. Al habilitar la movilidad y trasladar las aplicaciones a la nube, tuvimos que replantearnos la forma en que protegemos la información confidencial y cómo administramos la identidad y el acceso.

También tuvimos que expandir nuestra mirada de la infraestructura al comportamiento de nuestros empleados. Es allí donde entra en juego el tercer elemento de la protección de Microsoft. Incluso con las actualizaciones de software y la administración del acceso en orden, los empleados juegan un papel fundamental en la protección de cualquier empresa. Nos enfrentamos a esto menos como un mandato y más como un ciclo de vida, con programas y educación para lograr que la seguridad sea una parte íntegra de nuestra cultura.

Obtenga más información acerca de nuestras siete grandes iniciativas para un Microsoft más seguro, y descubra cómo podemos ayudar a los empleados a proteger sus dispositivos y qué hicimos para combatir los intentos de ingeniería social y de phishing en el capítulo Cómo replantearse la seguridad en el Informe ejecutivo para TI de Microsoft.