Desigualdades respecto a la salud y las vacunas 

La pandemia ha sacado a la luz antiguas desigualdades en la atención sanitaria y ha creado un marcado contraste entre los que tienen y los que no tienen. A nivel nacional, los países en vías de desarrollo aún no disponen de suficientes vacunas anti-COVID-19 para cubrir a la mayoría de su población. Dentro de los países desarrollados y específicamente en las comunidades desatendidas, la indecisión a la hora de vacunarse sigue siendo alta y las tasas de vacunación anti-COVID-19 siguen siendo bajas. Aunque hay varios factores que aumentan las dudas respecto a las vacunas, como la concienciación y la educación, quizá uno de los más difíciles de superar sea la profunda y antigua desconfianza en el gobierno, la sanidad pública y la comunidad científica que comparten muchos habitantes de las zonas desatendidas. 

Iniciativa de equidad en la vacunación 

Microsoft y sus socios han implementado plataformas tecnológicas en todo el mundo para permitir la programación, el registro y la administración de datos de la vacunación anti-COVID-19 y han observado de primera mano que las asociaciones público-privadas dirigidas por la comunidad pueden ser eficaces para abordar las dudas respecto a las  vacunas y para mejorar las tasas de vacunación en las zonas desatendidas.1-3 En un esfuerzo por compartir lo que hemos aprendido, lanzamos la Iniciativa de Equidad en la Vacunación (VEI) en febrero de 2021. Aprovechando el impulso del suministro de vacunas anti-COVID-19, la VEI se ha centrado inicialmente en las vacunas contra el COVID-19, aunque también se ha ampliado a otras vacunas/condiciones críticas para mejorar la salud en general y crear comunidades más resistentes. 

El objetivo ahora es aplicar un enfoque similar en toda el país y el mundo. Para ello, una coalición de organizaciones sin ánimo de lucro (por ejemplo, Easterseals, American Heart Association, California Health Medical Reserve Corp [CH MRC]), organizaciones sanitarias, facilitadores de la tecnología (por ejemplo, Microsoft, Accenture) y otras partes interesadas clave están colaborando con la sanidad pública local, las organizaciones comunitarias religiosas y otros grupos para poner en práctica estas estrategias, compartir sus “mejores prácticas”, distribuir su manual de operaciones y proporcionar los servicios y tecnologías necesarios para implementar centros de vacunación emergentes en zonas desatendidas. 

El objetivo es vacunar y prestar servicios sanitarios esenciales a las poblaciones desatendidas, vulnerables y con escaso acceso a la atención sanitaria. Para obtener más información sobre la Iniciativa de Equidad en la Vacunación, póngase en contacto conVEI@Microsoft.com

La siguiente entrada de blog describe (1) cuándo es más relevante la VEI, (2) los sencillos pasos necesarios para aplicar la VEI, (3) los resultados que hemos obtenido y (4) cómo las organizaciones pueden aprender más sobre la VEI. 

Principales fases de la implementación de la vacunación 

A medida que la pandemia ha ido avanzando y las tasas de vacunación han aumentado, hemos observado cuatro (4) fases de implementación de la vacunación. 

  • Fase 1: Prioridad, volumen y velocidad. En esta fase, las vacunas se proporcionaron con cita previa solo a los proveedores de atención sanitaria y a las personas de alto riesgo que estuvieran aptos, en los centros de vacunación masiva, los hospitales y las clínicas minoristas. El objetivo era permitir la vacunación del mayor número posible de personas, lo más rápidamente posible y de forma prioritaria. La fase 1 también incluía un programa coordinado a nivel nacional para vacunar a los residentes y al personal de las residencias de ancianos. 
  • Fase 2: Accesibilidad y comodidad. Esta segunda fase, que comenzó en algún momento de la fase 1, se centró en hacer más accesibles las vacunas a las poblaciones vulnerables y desatendidas. Para ello se instalaron clínicas emergentes y se desplegaron furgonetas y autobuses de vacunación en estacionamientos, escuelas, iglesias, parques y otros lugares convenientes del vecindario. Se permitía vacunar sin cita previa. 
  • Fase 3: Indecisión. La tercera fase consiste en abordar las dudas respecto a las vacunas. Las reticencias son a menudo el resultado de las preocupaciones o los temores que las personas pueden tener en relación con la vacuna, sus posibles efectos secundarios y/o la forma en que fue desarrollada. La desinformación, la desconfianza en el gobierno y la preocupación por la violación de las libertades civiles también pueden suscitar dudas respecto a las vacunas. 
  • Fase 4 Regreso al trabajo, la escuela, los viajes y los eventos. La pandemia ha afectado gravemente nuestra salud física y mental, la economía, la educación, la vida laboral y la vida personal. Nuestra capacidad para restaurar estos elementos esenciales de la vida personal, laboral y comunitaria requiere que disminuyamos la cantidad de virus que circula en la comunidad y que mejoremos nuestra capacidad de defensa contra el virus, tanto física (por ejemplo, mediante máscaras, distanciamiento social, circulación de aire) como inmunológica (por ejemplo, mediante vacunas). Mientras esperamos retornar de forma más segura al trabajo, la escuela y los viajes, las siguientes estrategias nos ayudan a mitigar el riesgo y a tranquilizarnos: 
    • Autodeclaración: reconocer que no se tienen síntomas indicativos de COVID-19 o una exposición reciente a individuos infectados con COVID-19 
    • Pruebas: para demostrar un resultado negativo de la prueba del COVID-19 
    • Enmascaramiento: para evitar la propagación de la infección 
    • Credenciales verificables: mostrar documentación verificable de la vacunación contra el COVID-19 y/o un resultado negativo de la prueba 
    • Vacunas de refuerzo: las vacunas de refuerzo pueden ayudar a hacer frente a la aparición y la rápida propagación de las variantes más esquivas y letales, mejorando la respuesta inmunológica a las variantes. Las vacunas de refuerzo son especialmente importantes para las personas que sufren inmunodepresión, enfermedades crónicas o son de edad avanzada. 

En conjunto, nuestro objetivo es avanzar lo más rápidamente posible hacia la fase 4. Sin embargo, es difícil, si no imposible, permitir un regreso más seguro al trabajo, la escuela y los viajes sin abordar adecuadamente la fase 3, las dudas respecto a la vacuna. La buena noticia es que ahora comprendemos mucho mejor cómo superar estas reticencias. 

Dudas respecto a las vacunas 

Al trabajar con los líderes de las comunidades locales, hemos aprendido que las reticencias a las vacunas, específicamente en las comunidades desatendidas, puede abordarse cuando las comunidades locales siguen estos pasos fundamentales: 

  • Participación de la comunidad Estas iniciativas requieren la aportación, la orientación, el apoyo y el compromiso activos de los líderes de la comunidad local y de las organizaciones sin ánimo de lucro que conocen la cultura, los retos y las mejores formas de involucrar a los miembros de la comunidad. Otras partes interesadas clave son las agencias +/- estatales de salud pública del condado y los proveedores locales de atención sanitaria. Los habilitadores tecnológicos pueden secundar estos esfuerzos por medio de sistemas de administración de la vacunación emergentes para aquellos que no cuentan con sistemas de registro sanitario electrónico (EHR) y garantizar que los datos clínicos fluyan de forma constante y segura entre dichos sistemas y los registros estatales de vacunación. 
  • Eventos familiares. Muchas personas que están indecisas respecto a las vacunas no asistirán a un evento de vacunación relacionado con el COVID. Sin embargo, asistirán a una feria de la comunidad, a la celebración de un día festivo o a un evento para ayudar a que los niños vuelvan a la escuela. El objetivo es combinar un evento de gran interés para la comunidad no centrado en el COVID-19 (preferiblemente uno que ya se esté planificando) con una feria de salud que incluya la vacunación contra el COVID-19 y mucho más. El evento debe estar abierto a toda la familia y lo ideal es que ofrezca actividades divertidas y entretenidas para los niños. 
  • Conversaciones sin presiones. Las conversaciones con los indecisos deben ser distendidas y llevadas a cabo por personas que tengan una larga relación de confianza con la comunidad y/o que tengan una formación sanitaria que les permita abordar las preguntas y preocupaciones específicas sobre el COVID-19. 
  • Voluntarios. Entre las principales actividades en las que pueden colaborar los voluntarios se encuentran las siguientes: 
    • Gestión de estacionamientos, multitudes y filas 
    • Servicios de traducción 
    • Registro y programación 
    • Seguimiento después de la vacunación 
    • Una de las funciones más importantes del guía es acompañar físicamente a los interesados a las zonas de vacunación 
  • Vacunación y otros servicios sanitarios esenciales. Considere la posibilidad de ofrecer los siguientes servicios sanitarios en el evento: 
    • Pruebas y vacunación contra el COVID-19 
    • Vacunación escolar, exámenes de visión, audición, físicos 
    • Vacunación de adultos 
    • Exámenes de detección del cáncer 
    • Otras pruebas de detección (por ejemplo, hipertensión, diabetes, prenatal, sexual de alto riesgo [incluidas pruebas de enfermedades de transmisión sexual], abuso de sustancias, violencia) 
    • Programas sobre los determinantes sociales de la salud (por ejemplo, seguro médico, inseguridad alimentaria, transporte, vivienda, trabajo, cuidado de los niños, educación sanitaria, formación profesional) 
  • Abordar los obstáculos de registro. Los principales retos pueden ser: 
    • Barreras lingüísticas, alfabetización y conocimientos sanitarios 
    • Preocupación por la deportación
    • Preocupación por el costo 
    • Falta de seguro médico 
    • Falta de un proveedor de servicios sanitarios 
    • No tener acceso a la computadora 
    • No tener acceso al teléfono móvil 
  • Seguimiento. Sería útil que un voluntario se pusiera en contacto con personas de alto riesgo (por ejemplo, personas sin hogar, ancianos que viven solos, personas que luchan contra problemas de salud mental o abuso de sustancias) para asegurarse de que pueden asistir a la(s) cita(s) de seguimiento. Los voluntarios deben disponer de recursos para resolver los problemas de comunicación, transporte y/o programación. 

Resultados 

Estas mejores prácticas se han aplicado con gran éxito en Washington, California, Georgia y otras partes del país. 

En el área de Seattle, los esfuerzos de vacunación coordinados por Microsoft, EvergreenHealth, Overlake Medical Center & Clinics y Public Health – Seattle y King County han logrado hasta la fecha más de 170 000 vacunaciones. El 53 % de las dosis se han suministrado a comunidades negras, indígenas y de color en situación de riesgo. 

El 2 de mayo de 2021, la asociación VEI del condado de King organizó un evento emergente con el Centro Cultural Mexicano en el que se habló en español en cada esquina, se expusieron obras culturales y se escuchó música de mariachis. Gracias a estos esfuerzos, varios cientos de miembros de la comunidad encontraron el acceso y el estímulo que necesitaban para dar el primer paso del proceso. Los vacunados en el evento eran en un 98 % latinos, de 68 códigos postales y 30 ciudades. 

Otra métrica clave respecto al éxito ha sido la reticencia a las vacunas y el porcentaje de personas que vuelven para su segunda visita. En el centro de California, donde residen muchos trabajadores agrícolas migrantes, las tasas de vacunación han sido de cerca del 20 %. Trabajando en estrecha colaboración con la sanidad pública local, la asistencia sanitaria, las organizaciones comunitarias y las empresas locales, el California Health Medical Reserve Corps (CH MRC), la sanidad pública local, los centros de salud comunitarios y Microsoft han organizado varios eventos de la VEI. Hemos observado un índice de retorno superior al 90 % para la segunda toma, con un aumento significativo del número de asistentes al segundo evento en comparación con el primero. Muchos de los que recibieron la primera inyección trajeron a toda su familia, amigos y vecinos para participar en el segundo evento. 

En agosto y septiembre de 2021, Easterseals, la Asociación Americana del Corazón, Emory Health, Accenture y Microsoft trabajaron en estrecha colaboración con líderes locales de la salud pública y de la comunidad que organizaron dos eventos que combinaron las jornadas de “Regreso a la escuela y alfabetización” con eventos de ferias de salud en Clarkston, GA. Clarkston, conocida por su diversidad étnica, tiene una gran población de refugiados. Los eventos ofrecieron actividades para los niños y las familias y proporcionaron una variedad de servicios de salud, incluyendo vacunas anti-COVID-19, vacunas infantiles, exámenes físicos escolares, pruebas de visión y pruebas de presión arterial. Al evento de agosto asistieron alrededor de 400 personas, un tercio de las cuales recibieron la vacuna anti-COVID-19. El acto de septiembre tuvo una asistencia menor de la esperada debido a la rápida subida de la variante del Delta, pues muchos miembros de la comunidad temían llevar a los niños a grandes actos presenciales. Asistieron 150 familias, mientras que históricamente este evento cuenta con 3 o 4 veces esta asistencia. Sin embargo, un beneficio secundario inesperado fue que el buen tiempo permitió a los niños interactuar y jugar entre ellos, una oportunidad positiva para la salud mental de los niños que han estado predominantemente aislados desde el comienzo de la pandemia. Además de los servicios para adultos/vacunas, los servicios para niños ofrecen un examen físico que incluye medir la altura, el peso y el IMC, además de prueba de visión y audición; un valor añadido importante para esta comunidad, además de los servicios de vacunación ofrecidos. 

Los factores clave del éxito han sido: 

  • Centrarse en las zonas de mayor riesgo y en las personas más afectadas. 
  • Trabajar en estrecha colaboración con las comunidades locales para planificar y coordinar eventos. 
  • Facilitar el registro. 
  • Organizar eventos durante las horas libres y los fines de semana en lugares convenientes. 
  • Atender las necesidades de transporte y movilidad. 
  • Proporcionar vacunas independientemente de la situación de inmigración. 

Para terminar, me gustaría compartir algunos comentarios de los miembros de nuestra Coalición VEI sobre por qué es tan importante seguir trabajando en la equidad de las vacunas y cómo sus organizaciones contribuyen a este esfuerzo: 

“Por la salud de todos nosotros, es vital que abordemos las dudas respecto a la vacunación con compasión y no con desprecio. Podemos presentar conceptos científicos a través de expertos médicos de confianza y llegar a las personas donde se encuentran en su comprensión de la virología. Las dudas respecto a las vacunas no solo provienen de la desinformación, sino también de los traumas históricos y actuales, un aspecto importante a la hora de llegar a las comunidades de color. Más allá de las dudas, debemos seguir encontrando formas de que las personas con discapacidades y la comunidad de personas mayores puedan acceder a las vacunas de forma segura, ya sea recibiendo las vacunas en casa o contando con transporte a un centro de vacunación. Easterseals se compromete a tener en cuenta todo el panorama a la hora de llegar a las comunidades, garantizando que el mayor número posible de personas puedan recibir estas vacunas”. 

Angela Williams, presidenta y directora general de Easterseals. 

“Como defensores de la equidad sanitaria, la Asociación Americana del Corazón reconoce la importancia de los esfuerzos en la comunidad que salvan las distancias entre la asistencia sanitaria y las personas que la necesitan. Aquí en Atlanta, hemos trabajado incansablemente durante décadas para mejorar la salud de nuestros residentes, y valoramos esta colaboración de organizaciones afines para mejorar equitativamente las tasas de vacunación contra el COVID-19.”

CarlaSmith, vicepresidenta de estrategias sanitarias de la Asociación Americana del Corazón en Atlanta.

Esta pandemia ha puesto de manifiesto las desigualdades sanitarias que sufren muchas comunidades a diario. Los componentes críticos del sistema no tenían la capacidad ni las herramientas necesarias para garantizar un intercambio de datos preciso y en tiempo real, lo que ralentizó los esfuerzos para llevar las vacunas a las comunidades que más lo necesitaban. El trabajo que realizamos para salvar estas diferencias se basa en el enfoque de “la comunidad es lo primero”, con una perspectiva de equidad e inclusión. Es imperativo que nos comprometamos con las voces de confianza dentro de la comunidad para ayudar a guiar nuestros esfuerzos, lo que ayudará a abordar las dudas, así como a conseguir que más personas se vacunen. Nuestro objetivo es tener el mayor impacto local mediante el intercambio de datos, la colaboración y la garantía de equidad”. 

Dr. Greg Buchert, director médico del CHMRC. 

Referencias: 

  1. Ayudar a las comunidades a acelerar la vacunación de COVID-19 en la última milla – Microsoft Industry Blogs 
  2. Distribución segura y equitativa de vacunas – Microsoft Industry Blogs 
  3. Un enfoque global de la equidad sanitaria – HLTH 

Obtenga más información sobre Microsoft para la salud pública y los servicios sociales y cómo el uso de la tecnología ayuda a crear oportunidades de seguridad, bienestar y prosperidad.