Durante el Mes de Concientización sobre la Salud Mental, no puedo dejar de reflexionar sobre el impacto que el COVID-19 ha tenido en la salud mental y el agotamiento del personal de primera línea. Si bien cada año millones de personas del mundo entero se enfrentan a la realidad de vivir con una enfermedad mental, durante el COVID-19 vimos a muchas personas abrumadas por la soledad debida al aislamiento extremo, el dolor por la pérdida de seres queridos y la ansiedad resultante de factores relacionados con el COVID-19. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, la prevalencia de la ansiedad y la depresión aumentó en un 25 por ciento a nivel mundial durante el primer año de COVID-19, con las mujeres y los jóvenes más profundamente afectados. Una investigación publicada el año pasado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston descubrió que casi uno de cada tres estadounidenses está luchando contra la depresión. Las encuestas1 muestran que entre el 20 y el 30 por ciento del personal de atención médica de primera línea de Estados Unidos está pensando en dejar la profesión, y se prevé que en 2030 habrá una escasez2 de 18 millones de trabajadores de atención médica de primera línea en todo el mundo. Muchos expertos creen que podríamos estar sintiendo los impactos del COVID-19 y el trauma que causó durante una generación. Es fundamental que hagamos todo lo posible para reducir las barreras y los factores de estrés y aumentar la colaboración y el sentido de comunidad en cada punto de contacto de la prestación de servicios de atención médica. 

La salud mental es una parte increíblemente importante de la salud general de una persona, especialmente la manera en que el bienestar psicológico y físico juega un papel en todos los aspectos del bienestar. Con un número creciente de personas que experimentan síntomas de salud mental, la tecnología puede desempeñar un papel para apoyar a los pacientes, incentivando a aquellos con posibles problemas mentales a buscar ayuda profesional; y algún día podría ayudar a reducir el estigma asociado con la salud mental.    

Mejora de las experiencias del paciente a través de la salud virtual 

Impulsado por la crisis del COVID-19, el sector de la salud ha tenido que encontrar rápidamente nuevas formas de brindar atención de calidad a los pacientes. Para muchos, la solución era digitalizarse, por lo general en forma de servicios de salud virtuales, como citas virtuales o el uso de asistentes de chat con tecnología de IA. Investigaciones recientes también han reflejado la tendencia virtual: un estudio de RAND descubrió que el aumento significativo del uso de telesalud durante el apogeo del COVID-19 se debe más a personas que buscaban servicios de salud mental que atención de afecciones físicas. Durante el COVID-19, el Centro de Asesoramiento de Calgary (CCC) necesitaba una solución segura y fácil de usar que los ayudara a continuar prestando atención de alta calidad a sus pacientes. Cuando se descartaron las consultas en el consultorio, el personal ya tenía ideas sobre las mejores prácticas que podrían ayudar a mantener los servicios disponibles, especialmente a la luz de la mayor demanda durante estos tiempos difíciles. La organización implementó las Consultas Virtuales de Microsoft Teams como una herramienta fácil de usar para clientes y asesores de todos los orígenes culturales y económicos. Ahora que es una herramienta clave en la práctica de asesoramiento y educación del Centro, Teams ayuda al CCC a lograr tasas de tratamiento satisfactorias, más altas que las que fueron medidas durante la práctica en persona antes de la pandemia. 

El 23 de marzo de 2020, el Gobierno del Reino Unido anunció un confinamiento como respuesta al COVID-19. La necesidad de limitar el contacto cara a cara para prevenir y controlar infecciones fue la principal preocupación de los líderes sénior del Fideicomiso Institucional del NHS Greater Manchester Mental Health (GMMH). Sin embargo, había que satisfacer las necesidades de los usuarios de los servicios. La terapia psicológica (IAPT) es el servicio más importante de GMMH, por lo que estaban muy ansiosos por conseguir capacidades de trabajo remoto. Proporciona ayuda mediante terapia conversacional a personas con síntomas de ansiedad o depresión leves, moderados y moderados a graves. Alrededor de 5000 personas estaban accediendo a las reuniones presenciales del IAPT en marzo, cuando, casi de la noche a la mañana, el Fideicomiso ya no pudo ofrecer esos servicios. En dos semanas pasaron de celebrar 10 000 citas en persona por mes a celebrarlas todas de forma remota a través de Microsoft Teams. Incluso hoy en día, el Fideicomiso puede ofrecer más opciones a sus clientes. La posibilidad de acceder a servicios médicos sin tener que atravesar la zona ajetreada de la ciudad para llegar a una clínica hará que el acceso a esta ayuda sea más cómodo para muchos usuarios de servicios que luchan contra problemas relacionados con ansiedad, evasiones o depresión.  

La IA tiene la capacidad de aumentar la equidad y el acceso a los servicios de salud mental, eliminando las barreras a la comodidad, el acceso o la privacidad. Ello permite a los sistemas de atención médica ofrecer servicios a petición todos los días, en diferentes plataformas, y brinda a los pacientes el espacio para mantener conversaciones delicadas —aún más para aquellos que podrían sentirse incómodos hablando en voz alta en un entorno cara a cara—.   

El aumento de la atención médica mental digital también ha llevado al uso de IA para clasificar a los pacientes y ampliar el acceso a los servicios de salud mental y su disponibilidad. Si usar la IA en la atención clínica tiene una ventaja capital, esta es la capacidad de la tecnología para obtener información a partir de cantidades masivas de datos. El proveedor austriaco de salud mental Anima Mentis ha desarrollado una solución innovadora que utiliza datos e inteligencia artificial para prevenir y tratar enfermedades mentales. La idea es que, al estudiar cómo una persona reacciona a diferentes eventos y situaciones, es posible prever cómo reaccionará a eventos similares en el futuro y, por lo tanto, prepararla para cualquier circunstancia. Anima Mentis lo está llevando a cabo mediante la recopilación de una amplia gama de datos biométricos, médicos y contextuales, tanto dentro como fuera de su centro. Con la ayuda del proveedor de servicios de innovación Zühlke Austria, la organización está creando una plataforma de IA basada en la nube que analiza la información para hacer recomendaciones personalizadas a los pacientes, quienes pueden usarlas para evitar el agotamiento y entrenar su fuerza mental.  

Agotamiento y salud mental entre los trabajadores de atención médica de primera línea  

Las encuestas en el lugar de trabajo y los informes de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos continúan señalando un éxodo profesional del personal de atención médica causado por el agotamiento.3 El agotamiento del personal de atención médica de primera línea ha aumentado hasta afectar al 55 por ciento de estos trabajadores en cualquier momento dado.4 Una encuesta reciente5 reveló que casi un tercio de los trabajadores de atención médica de primera línea de Estados Unidos están pensando no solo en dejar su institución, sino en abandonar el terreno por completo. Pero si la pandemia ha abrumado a estos trabajadores, también ha fomentado una gran cantidad de investigaciones sobre las causas del agotamiento y sus consecuencias, desde su impacto en la salud mental hasta las tasas nacionales de rotación de médicos. Estos estudios y encuestas también apuntan a soluciones concretas: maneras positivas en que la implementación inteligente de la tecnología puede ayudar a reducir el agotamiento del personal médico. 

La integración de la IA y el aprendizaje automático en los procesos de atención médica de primera línea aporta una variedad de beneficios, incluida la facilitación de los flujos de trabajo y el análisis de grandes conjuntos de datos para brindar una mejor atención médica, más rápido y a un menor costo. Pero también tiene el poder de ayudar a reducir significativamente la abrumadora carga de las tareas administrativas que han hecho que sea tan difícil para los trabajadores de la salud ocuparse de aquello que los inspiró a dedicarse a la medicina en primer lugar.  

La “gran resignación” del trabajador de la salud de primera línea y la epidemia de agotamiento del personal médico son dos de los mayores desafíos que hemos enfrentado como sector en esta década. En colaboración con nuestros asociados de confianza de registros electrónicos de atención médica (EHR) y el ecosistema de atención médica en general, Microsoft y Nuance continuarán incorporando las capacidades más avanzadas al flujo de trabajo de los médicos y trabajadores de primera línea para ayudar a reducir la abrumadora carga de las tareas administrativas que les han hecho tan difícil ocuparse de aquello que los inspiró a dedicarse a la medicina en primer lugar. 

Las herramientas adecuadas pueden centralizar la comunicación, extraer conocimiento, facilitar el intercambio de archivos, simplificar la administración del personal e integrar las aplicaciones de los asociados. Y los dispositivos adecuados hechos a medida pueden agilizar el compromiso y aumentar la productividad, manteniendo a los equipos conectados, ya sea que estén a algunos metros o a muchos kilómetros de distancia, e incluso supervisar y apoyar el bienestar. 

Mirada al futuro 

El Mes de Concientización sobre la Salud Mental es una celebración destinada a concientizar sobre los problemas de salud mental y los problemas a los que se enfrentan muchas personas. Si bien la salud mental seguirá siendo una crisis en evolución, una cosa continúa siendo cierta: la salud mental y el bienestar involucran a personas que cuidan personas. Si bien es posible que la tecnología no pueda resolver todos los problemas, podemos ayudar a aliviar la carga de las personas que brindan dicha atención vital a los pacientes y encontrar nuevas formas de extender la atención de salud mental a las personas que más la necesitan. Si la tecnología va a marcar la diferencia, solo será mediante asociaciones estrechas en todo el ecosistema del cuidado de la salud, así como ganándose su confianza y la confianza de las personas a las que sirven. Como parte de nuestro compromiso continuo con la salud y el bienestar, sé que cada solución y avance que aportemos al mercado estará diseñado para brindar mejores experiencias, información y atención médica para todos. 

Recursos 

1 El COVID-19 ha hecho que ser un trabajador de la salud resulte más difícil. Ahora muchos están pensando en renunciar, CNBC

2Hay una escasez global de enfermeras. El COVID-19 la está empeorando, Clinton Health Access

3Por qué los trabajadores de la salud renuncian en masa, The Atlantic

4 Encuesta a trabajadores de atención médica de primera línea de KFF / The Washington Post, Kaiser Family Foundation.  

5El impacto de la pandemia de coronavirus sobre los trabajadores de la salud, KFF