Todos queremos hacer las cosas de forma más sostenible en nuestra vida cotidiana, como consumidores y empresas. De hecho, normalmente considero consumir algo de una nueva marca o producto específicamente debido a sus prácticas de sostenibilidad. Y sé que no soy el único. Muchos de mis amigos y colegas mencionan que les gusta aprender sobre las prácticas de sustentabilidad de una marca antes de comprar algo de ella por primera vez. Tener en cuenta cómo su empresa aborda estas siete iniciativas de sostenibilidad podría conducir a mejores negocios, además de ayudarle a darle un propósito a una marca. 

  1. Satisfacer las expectativas de los consumidores: mejor para mí, mejor para el planeta 

¡Todos hemos escuchado el viejo adagio de que el cliente siempre tiene la razón! Aquí son los consumidores los que piden a los minoristas y a las empresas de bienes de consumo que fabriquen productos que sean mejores tanto para ellos como para el planeta. Ya sea con refrigerios más saludables y alternativas a la carne o bebidas azucaradas; o productos de belleza limpios y suplementos vitamínicos, estamos viendo una transformación en una amplia gama de carteras y surtidos de productos. También estamos observando un mayor interés de los consumidores en el etiquetado “verde” (la transparencia para poder hacer la elección más sostenible y ecológica) de los productos que hayan sido hechos con el menor impacto en la tierra. 

  1. Medición y reducción de carbono, agua y residuos 

Para muchos minoristas y bienes de consumo, hay una concentración en las emisiones de carbono y el uso de agua, además de los desechos producidos en los procesos de fabricación y cadena de suministro. Muchos están buscando oportunidades para mejorar la granularidad y la puntualidad de las mediciones, ya sea en granjas, fábricas o flotas, para así comprender las métricas de referencia, establecer objetivos corporativos, divisionales o de línea de productos y mejorarlos con el tiempo. Los sensores del Internet de las cosas (IoT) y la medición en tiempo real pueden ser la clave para alcanzar los objetivos de sostenibilidad. 

  1. Abastecimiento sostenible y transparente 

Los ingredientes o las materias primas utilizadas para producir los productos que conocemos y amamos son a menudo el ingrediente no tan secreto de un producto sostenible. Ya sea azúcar, lácteos, cacao, café, pescado, algodón o cuero; el origen de una materia prima o ingrediente se está volviendo tan crítico para el proceso de selección del consumidor como el contenido calórico o el ajuste y acabado. Cada vez más minoristas y empresas de bienes de consumo están invirtiendo en agricultura, silvicultura, pesca y abastecimiento sostenibles para garantizar que un suministro de calidad (y rastreable, transparente) siga disponible en los próximos años. 

  1. Mejorar el pronóstico de demanda para lograr un desperdicio menor 

Parecerá obvio, pero si usted puede ordenar o producir la cantidad correcta de un artículo o producto, es probable que tenga menos materiales desperdiciados o inventario que termine en vertederos. Pero el pronóstico preciso de la demanda es un desafío en el mejor de los casos, con impactos en la lealtad, restricciones en la cadena de suministro y picos de demanda provocados por la pandemia, un pronóstico preciso se vuelve cada vez más difícil de lograr. Múltiples empresas han surgido para aplicar inteligencia artificial (IA) sofisticada para mejorar los pronósticos e incluso optimizar las rebajas para reducir el desperdicio de alimentos y productos. 

  1. Re-comercio 

¿Qué es mejor que comprar algo una vez? ¡Comprarlo de nuevo! Excepto que podría ser un vecino disfrutando de la experiencia por segunda vez. Si bien la reventa de productos usados en buen estado ha sido un pilar durante algún tiempo en categorías como la electrónica y los artículos deportivos, rápidamente se está volviendo popular entre productos como accesorios, textiles y mobiliario para el hogar. El re-comercio extiende la vida útil de un producto, reduciendo su huella de carbono general, pero también evita que los artículos se acumulen en los vertederos. Pero los desafíos de la logística inversa han afectado durante mucho tiempo a los minoristas, que ahora necesitan mantener una trazabilidad aún mayor del ciclo de vida completo del producto para garantizar la autenticidad de los productos revendidos. 

  1. Envases sostenibles y reutilizables 

Todos estamos acostumbrados a los envases de papel y plástico para la mayoría de los productos domésticos. Muchas empresas minoristas y de bienes de consumo están innovando con respecto al uso de materiales más reciclables y sostenibles para el embalaje y envío. Pero, ¿qué pasaría si los contenedores y los dispensadores fueran reutilizables, y no solo más fáciles de reciclar o compostar? Y mejor aún, ¿habilitado para IoT para comprender los patrones de consumo y activar la reordenación? Tener el producto que necesita, con un menor impacto ambiental, suena como un ganar-ganar. Especialmente si los dispensadores reutilizables pueden facilitar el envío de recargas con menor contenido de agua o empaque. 

  1. Edificios verdes y trabajo remoto 

A medida que todos pasamos al trabajo remoto durante la pandemia, los minoristas y las empresas de bienes de consumo han estado descubriendo nuevas formas de promover el involucramiento y la productividad, incluso de forma remota. El trabajo y las reuniones a distancia pueden tener un impacto significativo en las emisiones de carbono relacionadas con los viajes de negocios. Y a medida que los trabajadores regresan a los edificios de oficinas, tiendas y almacenes, hay un enfoque nuevo y renovado en edificios ecológicos y en las tecnologías de ahorro de energía, tal como las soluciones de comando y control de IoT que pueden monitorear el uso de energía en tiempo real y brindar recomendaciones de reducción. 

La sostenibilidad ha estado ascendiendo constantemente a la cima de la lista de prioridades para los consumidores. La pandemia en curso le ha recordado a nuestra sociedad que los humanos pueden estar fuera de contacto con su entorno, además de la importancia de restablecer un equilibrio saludable. Las marcas de Minoristas y de Bienes de consumo tienen la oportunidad de interactuar con los consumidores mientras tienen esta mentalidad: comience a compartir sus objetivos, actúe sobre ellos y promueva su progreso. Hay una valiosa audiencia esperando su voz y quieren escucharla más que nunca. 

Microsoft Cloud for Sustainability, anunciado en julio del 2021, proporciona una administración de sostenibilidad completa, integrada y automatizada para las organizaciones en cualquier etapa del proceso de sostenibilidad. Está diseñado para agilizarle a las empresas el proceso de recopilado y análisis datos, y de convertir las conclusiones en acciones. Microsoft Cloud for Sustainability le permitirá registrar, informar y reducir sus emisiones de manera más efectiva con la mira en el cero neto, con el futuro para dar soporte al rastreo del agua y los desechos. 

Vaya a Microsoft.com/sustainability para suscribirse y recibir actualizaciones continuas. Además, visite nuestro sitio web para obtener más información sobre cómo Microsoft empodera a las organizaciones de bienes de consumo para que logren más y descubra cómo Microsoft Cloud for Retail reúne diferentes fuentes de datos por toda la cadena de valor minorista y conecta experiencias de forma única por todo el recorrido del comprador.